Página 25 de 25 PrimeroPrimero ... 15232425
Resultados 241 al 247 de 247

Tema: Viaje a Canadá, USA, México

  1. #241
    Usuario
    Fecha de ingreso
    14 sep, 09
    Ubicación
    Tarragona
    Mensajes
    311

    Predeterminado

    Siempre vas encontrando fantoches en uniforme ... parece que tú bien supiste torear la situación y salir indemne


    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk

  2. #242
    Usuario Avatar de PEDRO MARMOL
    Fecha de ingreso
    14 sep, 08
    Ubicación
    ABRERA
    Mensajes
    5,447

    Predeterminado

    Siempre tenemos que encontrarnos con la corrupción en cualquier país no se escapa ninguno
    Y con carnet internacional no creo que sucedan estas situaciones o' si
    Un saludo desde Catalunya

    Enviado desde mi CLT-L09 mediante Tapatalk
    24años sin

    [IMG]file:///C:\Users\usuari\AppData\Local\Temp\msohtmlclip1\01 \clip_image001.jpg[/IMG][IMG]file:///C:\Users\usuari\AppData\Local\Temp\msohtmlclip1\01 \clip_image003.jpg[/IMG]

  3. #243
    Usuario Avatar de Diego Bali
    Fecha de ingreso
    18 dic, 16
    Ubicación
    Cordera 45. Torremolinos
    Mensajes
    128

    Predeterminado

    Yo llevo la Licencia Internacional, recién renovada, pero ni me la pidieron... posiblemente, porque ellos sabían lo que buscaban

  4. #244
    Usuario Avatar de Diego Bali
    Fecha de ingreso
    18 dic, 16
    Ubicación
    Cordera 45. Torremolinos
    Mensajes
    128

    Predeterminado

    Después de Talampaya, ya tenía ganas de viajar más al norte, para conocer Catamarca y sus bellezas. Es una tremenda provincia donde no hay muchas opciones para elegir carreteras. La enorme provincia tiene una superficie de un 20% mayor que la de Andalucía y supera los 100.000 km²
    En sentido sur-norte solo hay dos carreteras, la 38 que pasa por la capital, San Fernando del Valle de Catamarca y la famosa ruta 40 que sigue paralela a la cordillera. Tomada una, no es posible la otra o habría que hacer el camino del perrillo, de izquierda a derecha y vuelta a lo mismo. Me decidí por la que me parecía más atractiva. La que siempre es más nombrada y esa era la ruta nacional 40, que además es la cordillerana, a pesar de saber que me perdía los nombrados mil distintos tonos de verde, que están en la cuesta del Portezuelo, junto a la capital.
    A pesar de ese dilema, espero que la decisión haya sido la más acertada.
    El primer destino fue Famatina. Una enorme plaza de Armas en un pequeño pueblo donde la Policía me animó a quedarme. Verdaderamente tranquila la zona, tan tranquila que no se puede tomar un café antes de las 10 de la mañana y donde se cierra también todo desde las 3 de la tarde hasta las 8 de la noche. Pueblecito muy particular, con gente muy simpática y amable. De volver a pasar por allí, sin duda que me quedaría otra vez dos o tres días.
    Hay que tomar la Ruta 40, donde hay un tramo de 15 km de ripio, con huellas muy viciadas por el paso de camiones.
    Esta mítica Ruta 40, es una carretera difícil de catalogar y creo que quizás es momento de expresar mi sorpresa sobre una de las carreteras más extensas del mundo, con 5.200 km de longitud y, una de las rutas más espectaculares y quizás por eso, de las más nombradas en el planeta. Atracciones fascinantes como El Calafate, El Chaltén, la Ruta de los Siete Lagos, Glaciar Perito Moreno, Talampaya, Esquel, El Bolsón, Mendoza y aquellas de Salta y Jujuy, no merecerían que esta importante vía comunicación esté tan dejada. Es entre estas dos provincias donde las diferencias existentes demoran el acabado.
    Se entiende que la lejanía a Buenos Aires, Córdoba y Rosario le reste ayudas, pero el mal estado del piso en muchas fases, la carencia incluso de asfalto, a veces en tramos de hasta 80 km y que no se pueden hacer en menos de 4 horas, es algo injustificable. Si fuese porque es solo una ruta turística, faltan oficinas de información en montones de lugares porque el noroeste argentino es memorable y el potencial turístico es inacabable.
    Esta carretera se comenzó en 1935 o sea que o se dan prisa o llegará al centenario sin estar asfaltada por completo.
    Ojalá que en los próximos años se complete y se cuide como debe ser. Disponer de semejante capacidad en una región tan necesitada suena a desesperante. La ruta ha contemplado como varias veces ha alterado su recorrido original y es palpable como al llegar a determinadas poblaciones, varias rutas provinciales que se han adherido a la gran ruta, cambian sorpresivamente de sentido o atraviesan poblaciones minúsculas, aunque en líneas generales siempre sea sur-norte y cercano a la cordillera para hacerla más accesible a los distritos mineros.
    Había leído en el diario Clarín, sobre una ruta con mucho atractivo que comenzaba en Fiambalá, provincia de Catamarca y que se deshacía en dos ramales. Uno, camino del límite internacional con Chile, hasta el paso de San Francisco a la nada despreciable altura de casi 4.800 metros en una ruta conocida como la de los Seismiles. Hay 6 volcanes con más de 6.000 metros y que de no encontrar un 4x4 hay que contentarse con verlos desde la carretera. No había ni un solo turista que pensará lo mismo que yo, por tanto, tuve que empezar a subir con la AC pero sin desviarme de la carretera para no entrar el ripio y aun así, se llega hasta más allá de los 4.500 metros,
    Los volcanes más conocidos son los de Pissis y Ojos del Salado, casi con 7.000 metros. Este último, 6.864 m y segunda montaña más alta de América, solo unos metros por detrás del Aconcagua. Para abundar, además, están los de Incahuasi, Tres Cruces, Los Patos y, por último, el de San Francisco en el límite internacional. Todos son fronterizos con Chile.
    Estuvo muy bien el camino, aunque no llegué hasta el San Francisco porque obligatoriamente había que volver por la misma carretera y la ida y la vuelta, aunque total y perfectamente asfaltada, hubieran sumado oros 400 km.
    Ante la proliferación de volcanes y montañas tan altas, hay que aclarar que después del Himalaya, es la zona más alta del mundo.
    Al comienzo de la ascensión, está la quebrada de Las Angosturas, de una tremenda belleza de arenisca roja.
    De vuelta a Fiambalá, al día siguiente, tomé el segundo ramal y fui a visitar, a solo 14 km las dunas por las que se ha estado compitiendo en el París-Dakar. Un poco sorprendente de que semejante competición no haya dejado ni rastro de algún avance, o quizás no llego yo ni a imaginarme lo que antes podía haber sido.
    Otra atracción son las termas de Fiambalá. Pozas divididas en diferentes temperaturas, desde los 35° grados hasta los 50°, con un solo inconveniente: no hay taquillas donde depositar cosas de valor por lo que te hace estar un poco inquieto: tarjetas, dinero, cámaras, teléfono…podrían correr riesgos y de dejarlas en la AC, el aparcamiento no tiene vigilancia. Susto o muerte…
    Hay que retornar otra vez desde Fiambalá, vía Tinogasta hasta la Ruta 40, para visitar Londres y Belén. No tienen mucho interés, pero se ha de pasar por ellas si se quiere ver la ruta del Peñón. En esta ruta ya comienzan a vislumbrarse la grandeza del paisaje que espera. En la cuesta de Randolfo hay dunas que te transportan al Sáhara. Desde El Peñón, sus atracciones cercanas, principalmente la laguna y volcán de Carachipampa y el Campo de Piedra Pómez a las que hay que acercarse a conocer porque valen la pena, sobre todo por la explosión de coloridos y la verdadera novedad de observar juntos tonos rojizo, blancos, negros e increíbles lagunas en la alta puna. A cada curva, puede cambiar dramáticamente el paisaje.
    A estos lugares hay que llegar alquilando un vehículo 4x4 con conductor. Los precios son razonables, si se encuentran compañeros para compartir, que en mi caso no fue posible. El alquiler de un 4x4, con chófer, se encuentren o no los acompañantes, oscila dependiendo de los kilómetros recorridos, entre los 2.500 y 5.000 pesos, en cualquier hay que regatear.
    Este punto es verdaderamente remoto. Solo hay electricidad desde las 6 de la tarde hasta las 12 de la noche. Hay wi-fi pero sin electricidad, el tiempo posible de comunicación se limita a que haya luz. No es ningún problema, pero hay que planificar un poco. La diferencia horaria no juega a favor.
    Hay una disyuntiva importante a resolver en El Peñón, caso de querer llegar dirección norte hasta Salta. Habría que seguir hasta Antofagasta de la Sierra, ruta asfaltada, pero con muchas obras para luego continuar durante 320 km de pista de ripio hasta Salta, o bien retroceder. Hay varias minas en explotación y lógicamente camiones que cobran a destajo y yo todavía tenía fresco la rotura del parabrisas y del faro en Canadá por lo que opté por la vuelta atrás y asegurarme el pasar por Cafayate, ya en la provincia de Salta después de haber pasado solo 60 km por la de Tucumán.
    Paso algún dato del día a día. Después de la última devaluación del peso, el diésel bueno ha quedado a 55 pesos, es decir 0.90 € y habrá que pensar cómo no será el de inferior calidad que no lo pone nadie, a pesar de la permanente crisis monetaria.
    Difícil de encontrar campings y teniendo en cuenta que estamos en el invierno austral, aunque se pudiese encontrar alguno abierto, quizá en lugares turísticos, el servicio para evacuar aguas grises y las otras, no existe. Con un poco de maña en las estaciones de servicios, no en todas, se puede manejar la situación. Imprescindible el traerse desde España o desde USA, varias botellas del Kent químico porque no quiero ni pensar en que empezase el verano y los calores…
    Lo disponible por toda la República, es muy poco y muy malo.
    En temas de conducción, recordar que, por ley, hay que llevar siempre las luces cortas encendidas. Aquí escriben luces bajas. Para los vehículos más modernos no hace fata ni advertirlo ya que al activar la llave de contacto inmediatamente quedan prendidas los faros, pero de ser vehículos más antiguos, atención a la boleta (multa).
    Saludos
    Imágenes adjuntas Imágenes adjuntas
    Última edición por Diego Bali; 28/08/2019 a las 23:10 Razón: Inclusión fotos

  5. #245
    Usuario Avatar de Diego Bali
    Fecha de ingreso
    18 dic, 16
    Ubicación
    Cordera 45. Torremolinos
    Mensajes
    128

    Predeterminado

    Una vez retomada la Ruta 40, el paisaje se vuelve previsible porque todo transcurre entre la cordillera, al oeste y la precordillera, al este. Por esta zona, el asfalto de la ruta 40 es bueno, muy plano y el paisaje es una sucesión de viñas sobre todo y, también nogales. Los dos cultivos estaban un poco deslucidos porque al ser invierno, lejos de la recolección que aquí serian un poco antes del final del verano, es decir febrero/marzo para la vid y uno o dos meses más tarde, para las nueces.
    Escaso tráfico y alguna población tranquila como San José y Santa María, así hasta llegar a Cafayate. Muy bonito lugar, turístico sin exagerar y dotado de buenos restaurantes e incluso por las noches, dos o tres establecimientos en la hermosa plaza principal donde hay música en vivo de zambas, cuecas y huaynos que interpretan con quenas, charangos, guitarras y cajones de percusión. Algo que siempre me había atraído y que por fin, he conocido y además en la zona.
    La competencia en la venta de vinos, sobre todo en la plaza, es espectacular.
    En Cafayate, me quedé en un camping enorme, llamado Luz y Fuerza, a solo 10 minutos andando de la plaza principal con un montonazo de duchas con agua caliente, no menos de 20, yo diría que, con agua hirviendo durante las 24 horas y con poquísimos visitantes, o sea que en familia bien avenida. Organizamos un magnífico asado donde no faltaron los vinos de la tierra. Tienen buenos Malbec y Cabernet Sauvignon en tintos, y en blancos, los Torrontés que los encontré muy parecidos a los Ribeiro gallegos.
    Desde hacía unos días, notaba problemas a la hora de abrir cualquier cerradura. Esta Hymer, no sé otros modelos u otras marcas, lleva una sola llave maestra para abrir un total de 10 cerraduras, si no he contado mal. Primero encontré un cerrajero en este mismo Cafayate a quien vi como una excelente persona pero que intuí, y acerté, como poco profesional y así me fue: casi 6 horas de espera y ningún resultado. Las cerraduras que no abrían se quedaron sin abrir y las que estaban abiertas, sin poder cerrar. Lo achacó a que el polvo de las pistas sin asfalto y mi uso del desatascador 4W 200 habían formado una masa que habían bloqueado el funcionamiento de la llave. Lo dejé en suspenso hasta llegar a una ciudad con otras posibilidades.
    En los alrededores de Cafayate hay varios lugares a visitar. Ya camino de Salta, yo recomendaría los que están dentro de la Quebrada de las Conchas y más concretamente, la Garganta de Diablo y el Anfiteatro. La naturaleza ha sido muy cordial con estos parajes. La Garganta del Diablo es un impresionante cañón muy angosto y donde en caso de gritar el eco retumba varias veces. Como todos gritamos, pues jaula de grillos inesperada, donde ganan por goleada la gente joven.
    El Anfiteatro, al parecer formado por una catarata donde las aguas ya se desviaron, también es un lugar absolutamente único. Adjunto alguna fotografía.
    Saliendo de Cafayate hay la posibilidad de subir hacia el norte y visitar el PN Los Cardones y Cachi pero la ruta es de 250 km de pista y ya, después de tantísimos meses viajando, el traqueteo de las pistas me descompone y hace que el interés, en esas condiciones decrezca.
    También influyó en la determinación de no subir por ese tramo inacabado de la Ruta 40, el que reconociendo la belleza y espectacularidad del noroeste argentino, hay un algunos tramos que se pueden hacer un poco repetitivos así que opté por la ruta 68 más directa y que está asfaltada hasta Salta.
    Bonita ciudad esta, conocida por La Linda. Tiene en el centro la magnífica Plaza 9 de Julio, El Cabildo, la Iglesia de San Francisco, Catedral y el cerro de San Bernardo al que se puede acceder bien con la AC que fue mi opción elegida o bien, tomar un funicular.
    Fue fundada por el español, Hernando de Lerma y le dieron uno de esos nombres larguísimos donde había que contentar a todos, a un santo, a una virgen y al accidente geográfico más significativo y posteriormente se llamó Salta porque en ese emplazamiento, la tribu de los salta es la que habitaba allí. Fue un punto intermedio entre el puerto de Buenos Aires y el Virreinato del Perú y debido a su magnífica ubicación, tuvo un importante desarrollo demográfico. Hoy es la séptima ciudad de Argentina con 800.000 habitantes. Muy aconsejable su visita.
    Hay solo dos campings para poder pernoctar: el de Cerrillos, 20 k m al sur de Salta, nada aconsejable porque casi no está operativo, sin agua caliente, sin vigilancia, aseos malolientes. Me dieron las llaves para que una vez que, a la mañana siguiente saliese, cerrase la verja y tirase la llave del candado dentro. El Municipal de Salta ya está mejor, aunque sin lujos. Es tan barato que mucha gente que trabaja en la ciudad, en lugar de arrendar un apartamento, instala una tienda y allí se quedan varias semanas. La AC y yo pagamos en total solo 1,80€ por día. Perros muchísimos, dentro y fuera del camping. Los de dentro muy amigables y poco ladradores. Los desprotegidos de fuera, todo lo contrario.
    El camping es muy antiguo, pero con aseos muy limpios y una cosa sorprendente: tienen una piscina, la mayor de Sudamérica con 36.000.000 de litros y calculo que no menos de 250 metros de largo por 120 de ancho. Descomunal. Al parecer debido a las dificultades de mantenimiento, van a dividirla en 5 piscinas de medidas más manejables.
    Una de las cuatro noches que pasé allí me fui a la calle Balcarce que está llena de restaurantes, que llaman peñas y donde lo típico es oír las tonadas de esta zona disfrutando de un buen asado. Pelín turístico en exceso el lugar pero la calidad de los cantantes era indiscutible.
    Visité a un cerrajero, con más atributos que el anterior, el que dictaminó que debido al uso continuo de la misma llave para tantas cerraduras se había ido desgastando. Trataron de hacer un duplicado y no hubo forma porque esa base no se usa en Argentina. He mandado un correo a la Embajada de España en Asunción, Paraguay, para ver si me autorizan a que me envíen mi otra llave original a la dirección de la embajada. Espero respuesta.
    Una vez que dejé atrás la ciudad, de Salta a los pocos kilómetros se entra en la de Jujuy. Se puede ir por dos rutas, y yo escogí la más lenta, aunque más corta, la R9. Esta carretera se la conoce como “la cornisa”
    La carretera se va estrechando y llega el momento en que, de cruzarse, no ya con una furgoneta o un camión, sino con un turismo, hay que pararse a un lado y que uno de las dos, cedas el paso.
    Hay un lugar maravilloso, coordenadas -24.549741, -65368005, junto a un lago con muchísimos caballos, ovejas, vacas, toros, aves. Debe de ser una propiedad privada. En las 4 horas que estuve allí, pregunté a alguien que se acercó si era posible descansar y me respondieron que el tiempo que quisiera.
    La capital de la provincia, la ciudad de Jujuy es absolutamente irrelevante. Nada a destacar por lo que después de pernoctar en una gasolinera YPF, con camiones frigoríficos que encendían y apagaban motores, lógicamente sin ponerse de acuerdo, así que al día siguiente, continué viaje.
    La provincia sí que tiene cosas muy atractivas, todas en términos paisajísticos.
    El pueblecito de Purmamarca, tiene el Cerro de los Siete Colores, la Paleta de Pintor está en Maimará y finalmente en la Quebrada de Humahuaca, el maravillosos Cerro de los Catorce Colores. Parece que la pugna ha sido por ver quién ponía más número de colores, pero este último, encuentro que es mucho más atractivo.
    Este útimo es quizá más conocido com Hornocal y es la mayr atracción de la quebradda de Humahuaca.
    Subí con taxi porque son 32 km de ripio. El recio fue de 1.200 pesos, o sea unos 20 euros
    En todos ellos y algunos no nombrados, la riqueza cromática es lo que se impone.
    He dado por acabado mi viaje por el noroeste argentino y he llegado hasta solo 160 km al sur de la frontera con Bolivia.
    Me ha encantado y a partir de mañana, debo recorrer camino del sur y repetir otros 150 km hasta enganchar con la Ruta 34, dirección nordeste y luego este, atravesando las provincias de Jujuy, un poco de Salta camino finalmente de la provincia de Formosa la cual transcurre paralela al Paraguay.
    Me quedo a dormir en Tílcara, con muchísimo frio (2.500 m de altura) y es de suponer que las temperaturas se suavicen camino del Paraguay, pero pido a quien mande, que no sean calurosas.
    No quisiera cerrar sin decir que el operador de telefonía con mejor cobertura en toda esta zona es Personal y no Claro.
    En cuanto a conducción, decir que en esta zona bajan los riachuelos o torrentes tanto de la zona de la cordillera como de la precordillera. Son cientos y cientos y no hay puentes, excepto en los ríos muy grandes, por lo que hay que pasar por un rebaje que le hacen a la carretera que sirve como desaguadero. Si hay grandes lluvias (febrero/marzo) es posible que haya que esperar hasta que afloje la riada. Ahora, estamos en invierno que no hay lluvias, pero hay que extremar la precaución, sobre todos en los más estrechos porque al descender la carretera como medio metro y ser más estrechos, el desnivel es más fuerte y son mayores las posibilidades de que los bajos peguen contra el rebaje.
    Saludos
    Imágenes adjuntas Imágenes adjuntas
    Última edición por Diego Bali; Ayer a las 03:12 Razón: Inclusión fotos

  6. #246
    Usuario Avatar de Jörg
    Fecha de ingreso
    01 ene, 19
    Ubicación
    Ibiza
    Mensajes
    20

    Predeterminado

    Preciosas fotos de esta última entrada,un saludo y suerte con lo de la llave!!
    Creo que he encontrado el eslabón perdido entre el animal y el hombre civilizado. Somos nosotros.(Konrad Lorenz)

  7. #247
    Usuario Avatar de Diego Bali
    Fecha de ingreso
    18 dic, 16
    Ubicación
    Cordera 45. Torremolinos
    Mensajes
    128

    Predeterminado

    Antes de irme de Tílcara visité la Pucará y resulto ser una decepción. Es un sitio arqueológico inca en mal estado de conservación de conservación, y todo o es una burda reconstrucción. Allí no hay nada auténtico. Más allá de las inexistentes ruinas, tienen un jardín con unos pocos de cactus (cardones) y la mitad están enfermos. Los 6 dólares de la entrada, aunque no sea mucho, es dinero casi tirado. Para llegar hay un puente en muy mal estado y donde ni siquiera se indica la capacidad de carga que tiene. Yo me esperé casi una hora hasta ver que lo cruzaba un camión con mucho más peso que la AC.
    Eso fue lo último que vi del bonito noroeste argentino.
    A partir de ese punto la carretera que me va a llevar hasta la ciudad de Formosa, es plana con muchos baches y nada que ver. Son casi 1.000 kilómetros muy anodinos. Los pueblos, muy distantes entre sí, tienen escaso interés. Hay que tener cuidado con llevar suficiente combustible porque fácilmente se andan 200 km sin ver una sola estación de servicio.
    Hub varios controles de las diferentes policías y en dos de ellos, quisieron ver el seguro. La póliza la llevaba guardada en el teléfono y no me pusieron pegas.
    La situación económica del norte argentino es lamentable. Multitud de automóviles de más de 40 años de antigüedad, casas de adobe donde jamás se ha pasado una brocha, inexistencia de comercios y la gente, en gran mayoría viviendo a expensas de una subvención gubernamental que hace que se formen colas para cobrar en la puerta de los escasos bancos.
    Eso fue el paisaje que acompañó hasta Formosa, capital de la provincia que mejora bastante todo el trayecto. Quizá por la presencia del rio Paraguay, la vista de la ciudad, mejora lo visto durante el recorrido de ese norte.
    A solo 150 km en dirección norte está la frontera con Paraguay. Los trámites habituales de cancelar la importación temporal argentina más inmigración y los de entrada a Paraguay. Tengo que mencionar que la señora funcionaria de Argentina, ya crecidita, además de no pedirme el documento de importación temporal de cuando entré al país, para oficializar mi salida, me dijo que en Paraguay no era necesario la importación temporal y que se ¨manejaban” con la cédula del vehículo. Estaba a punto de irme y como no me lo podía creer, indagué en la parte paraguaya y me dijeron que por supuesto sí que tenía que obtener la importación temporal. Ha sido un secreto y ya no le voy a discutir el porqué de semejante información. Volví y le dejé el documento que ella me debía haber solicitado y entonces si me lo aceptó. Sorpresas te da la vida.
    En Paraguay dan permiso de 90 días para el vehículo y se puede renovar dos veces más por el mismo periodo de tiempo.
    Para el pasajero, es el mismo tiempo y no me informé si era renovable o no, porque ya intuía que no me quedaría más de 15/20 días. A pesar de estar más al este que el norte argentino, la hora del reloj se atrasa una unidad, por lo que oscurece a las 6 de la tarde.
    Es un país mediterráneo, como lo es Bolivia ya que no tienen costas marítimas, aunque en el caso de Paraguay sí tengan salida al mar por medio del ancho rio Paraná que es finalmente llamado, Río de la Plata al juntarse con el Uruguay.
    En el caso de Bolivia, hay avanzados acuerdos para poder sacar parte de su mercancía al Atlántico, por medio de un canal que enlazaría con el rio Paraguay, una vez que el Tribunal de la Haya dictaminó que Chile no está obligado a negociar para que Bolivia tuviera una salida al Pacifico y como los vecinos, de filantropía o magnanimidad no entienden, ahí siguen enclaustrados. No le auguran buenos resultado a esa salida al Atlántico por lo costosa. Hay tres mil kilómetros de rio.
    A solo 35 km de la frontera está Asunción formada por un montón de municipios adheridos que la convierten en una ciudad muy extensa ya que hay pocos edificios altos.
    Encontré que el Westfalenhaus Hotel permitía pernoctar en su parking y allí me quedé 4 días. Desde que estuve por aquí, hace ya 28 añitos, la ciudad ha evolucionado mucho, sobre todo en términos de mejores construcciones y hoy en día dispone de centros comerciales del mejor nivel europeo. En su contra, decir que muchas calles, fuera de las vías rápidas están empedradas con un trabajo hecho con muy poca paciencia, no sé si para darle un aire de antigüedad o para evitar que se circule a más velocidad.
    Por lo demás, no pude ver nada que me hiciera despertar un interés turístico.
    Después de esa breve estancia en Asunción y de dilucidar si enfilaba en dirección a Iguazú o iba a conocer otros destinos, decidí ir primeramente a ver las Misiones Jesuíticas que están junto a la ciudad de Encarnación, ya sobre el río Paraná. Esta es una ciudad agradable con una tremenda costanera que se terminó de construir en 2011 y donde se han tenido en cuenta criterios urbanísticos modernos y así, el edificio más cercano al río Paraná en la zona central de la ciudad, está a 300 metros del cauce por lo que hay una sensación de amplitud muy reconfortante. Ese gran espacio está plantado con césped y tienen varias playas de arena blanca. Al fondo del gran río está la ciudad argentina de Posadas, a la que me acerqué a comprar libros que allí son baratos y en Paraguay, muy caros.
    Terminada la visita a Encarnación y Posadas, ya estaba muy cerca de las Misiones Jesuíticas. Decidí conocer dos de ellas, de un total de 30 misiones extendidas entre Paraguay, Argentina, Brasil y Bolivia. Estas dos, son las que todo el mundo menciona como las más importantes en Paraguay. Realmente ha sido una decisión muy acertada a pesar de que, en la primera de ellas, la de Trinidad, no queda en pie más del 20% de lo construido pero el entorno es muy ameno. Buena recepción, muy cuidada la Misión y excelente información sobre el tratamiento que la Compañía de Jesús dio a los guaraníes. Esta misión evangelizadora duró hasta la expulsión de los jesuitas de los territorios de la Monarquía española, a mitad del siglo XVIII
    La segunda fue la de Jesús, establecida junto al pueblo que también lleva su nombre. Aquí no hay ruinas de algo que existió, sino que nunca llegó a terminar de construirse debido a la expulsión de los jesuitas. Es decir que lo quedan son las ruinas de un proyecto inacabado.
    Igual que en Trinidad, excelente entorno. Mañana comenzaré a acercarme a Ciudad del Este, ciudad paraguaya en la frontera con Brasil y Argentina. A ver qué tal se dan las visitas a Itaipú y sobre todo a las cataratas de Iguazú.
    Las carreteras en Paraguay en general son deficientes y además llenas de baches y con ondulaciones muy cercanas unas a otra, de forma que la AC se balancea amenazadoramente. Muy recomendable el no pasar de los 80 km/h. Hay unos pocos de peajes, muy baratos ya que no llegan ni a un dólar
    Aquí en este pequeño país de algo más de 7 millones se dice que cuando uno de los dos grandes, Argentina o Brasil estornudan, Paraguay se resfría, o quizás ahora algo más, porque al menos en Argentina, la situación es ya tirando a pulmonía. La industria en Paraguay es inexistente. Al parecer, los muchos encargados de autorizar la implantación de fábricas, quieren recibir una importante “ayuda” para dejar que las cosas avancen.
    En general, si no es porque se venga de Chile o norte de Argentina con dirección a las cataratas, no recomendaría el cruzarlo. No tengo la impresión de que sea especialmente peligroso, pero es poco lo que ofrece. Lo encuentro bastante más caro que Argentina, al menos en esta época tras la crisis del peso. La moneda paraguaya es el guaraní que hoy se cotiza a 6.700 guaranís por 1 euro.
    Saludos
    Imágenes adjuntas Imágenes adjuntas
    Última edición por Diego Bali; Ayer a las 03:08 Razón: Inclusión de fotos

Página 25 de 25 PrimeroPrimero ... 15232425

Etiquetas para este tema

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes publicar respuestas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •